Un avión de Air France, que iba a repatriar a París a ciudadanos extranjeros ante el cierre de fronteras por el coronavirus, fue inmovilizado en el aeropuerto Pointe-Noire de Brazzaville, en la República del Congo, tras recibir un disparo de un gendarme, supuestamente ebrio.

El avión acababa de llegar del aeropuerto parisino Charles de Gaulle, la noche de sábado, cuando el policía realizó dos disparos, que alcanzaron la bodega y el suelo, según reportaron este domingo medios congoleños.

Según el portal Ici Brazza, el gendarme alegó que “todas las fronteras están cerradas”, aunque las primeras investigaciones apuntan a que el hombre estaba ebrio, y ya ha sido arrestado.

El avión, un Airbus A330 de Air France, tenía que despegar rumbo a París, pero tras los incidentes acaecidos, la compañía ha tenido que enviar una nueva aeronave y posponer el vuelo 24 horas.

A pesar de que la República del Congo, como muchos otros países africanos, han cerrado sus fronteras y prohibido el despegue y aterrizaje de vuelos internacionales, aún sale algún vuelo comercial esporádico para repatriar a turistas y ciudadanos extranjeros.

Por EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here